05
febrero

La línea clara de López Rubio

Gente Menuda, Celia, Francisco López Rubio

Mi colección personal de originales de ‘Gente Menuda’ y de ‘Celia’ reeditados en los 80.

Hacía tiempo que no disfrutaba tanto de una exposición como la que estos días puede verse en el Centro Cultural de Caja Granada.  Esta vez la apuesta es por Francisco López Rubio, dibujante y caricaturista nacido en Motril en 1895. Estas cosas son como jugar al Trivial, que aprendes que sabías cosas que no sabías, o lo que es lo mismo, que en la exposición descubrí el nombre y la procedencia de un señor cuyos dibujos y estilo acompañaron muchas tardes de mi infancia.

López Rubio desarrolló la mayor parte de su carrera en el suplemento infantil de Blanco y Negro, publicación aneja del diario ABC que tuvo el honor de publicar la primera fotografía en color de la prensa española allá por 1912.  Su estilo y forma de dibujar siempre los asocié en mi cabeza a cierta forma de modernidad y atrevimiento allá por los primeros años ´30.  Sí, yo soy de la España de Heidi y de Marco, pero ya he dado cuenta por aquí algunas veces de las herencias recibidas, la mayor parte de las veces en formato papel, así que lo mismo me daba leerme los Gente Menuda de hacía cuarenta años que el último 13 rue del Percebe.

Aún los conservo, tienen fechas de 1936, el papel es frágil y amarillento y están llenos de historietas y de dibujos para colorear dirigidos a niños que en aquella primavera estaban a punto de perder los lápices de colores para siempre. La lectura de aquellos pequeños semanarios infantiles me llevó a descubrir a la que fue siempre mi heroína infantil, Celia, protagonista de otra parte de la exposición.  Mi vida en los ochenta era esa, sentirme más cómoda en la realidad de aquellos niños que en la mía propia, y es que yo soy mucho de difuminar las barreras temporales.

Volviendo al estilo de López Rubio vemos que se inspiró en aquella máxima de Mies van der Rohe del less is more, así que eliminó lo superfluo y se convirtió en el maestro de la línea clara. Él fue uno más en una pléyade de ilustradores, como Serny, que introdujeron un nuevo estilo de ilustración infantil que bebía directamente de las vanguardias, o de escritores como Elena Fortún que comenzaron a retratar a los niños como eran de verdad, sin moralinas ni mensajes aleccionadores de fondo. Yo recomiendo absolutamente darse una vuelta por esa exposición, como siempre, para ver cómo éramos hace unos años, para comprobar que en este país hubo momentos audaces y modernos y para ver que aún podemos seguir riéndonos de las mismas cosas.

La exposición “Francisco López Rubio. Maestro de la línea clara” se puede visitar hasta el 30 de marzo en la sala de exposiciones de Caja Granada en Puerta Real.

Comentarios en este artículo

  1. Apoyo la moción de Carmen. No dejéis de ver la expo de LOPEZ RUBIO y la de GENTE MENUDA.
    Ahí van unos collages que he hecho a raíz de estas expos: http://aprendeaver.blogspot.com.es/search/label/Gente%20menuda

    Rubén Garrido
    • ¡Preciosos los collages de Rubén! Muchas gracias por tu aportación y por el enlace a tu blog. Saludos

      elcarrodeheno

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *